Importancia del clima en los invernaderos

humedad en los invernadeos

Importancia del clima en los invernaderos

En nuestro anterior post hablábamos de los aspectos muy generales que son de importancia al establecer un cultivo en agricultura protegida. Así que en los siguientes hablaremos de temas relevantes en un cultivo, ya seas nuevo en este tema o todo un productor dicha información será de valor en términos agronómicos y análisis de cultivo.

¿Conoces la disponibilidad hídrica con la que cuentas y la climatología de tu zona?

AGUA Y CLIMA DE NUESTRA ZONA

El empleo del agua en conjunto junto con el clima y su gestión de cada uno de ellos han sido un factor esencial para elevar la productividad y asegurar una producción predecible. El agua es esencial para aprovechar el potencial del suelo o técnica de cultivo para permitir que las plantas utilicen plenamente los demás factores; en conjunto con el clima su influencia en un cultivo determinado depende de las características de la localidad geográfica determinando un mapa de influencia en el sector agrícola. El objetivo sera comprender y responder a la sinergia de agua y clima, con el fin de reducir la incertidumbre ante factores meteorológicos e hídricos. Como resultado podríamos tener en cuenta determinaciones de las variables mencionadas que explican parte de la producción y nos permiten tener un análisis de decisiones que determinar el rumbo de cómo funcionan en conjunto en su zona de cultivo y que puedan disminuir el riesgo asociado al clima y comportamiento de la planta con la disponibilidad y uso del agua nos permitirá ser competitivos en el comercio agrícola.

Por consiguiente, es importante conocer el abasto de agua con el que se cuenta, así como la estimación apropiada y aplicada en el cultivo establecido, y tener conocimiento del clima para cualquier esquema de manejo del clima en el invernadero y del riego.

Muy poca agua ocasiona un estrés hídrico innecesario y puede resultar en reducciones de rendimiento. Demasiada agua puede causar estancamiento del agua, pérdida de nutrientes por excesiva infiltración y puede resultar en una pérdida de la cosecha.

Existen algunos conceptos que nos servirán para maximizar el potencial de nuestros cultivos

Riego: Exiten de muchos tipos y formas para lograr un aporte de agua al suelo o sustrato en cuestión con el suministro adecuado favoreciendo su crecimiento y producción.

humedad en los invernaderos

Evaporación: La evaporación es una de las variables hidrológicas importantes al momento de establecer el balance hídrico de un determinado cultivo. En este caso, se debe distinguir con que rapidez se pierde el agua del suelo a través de clima en la zona.

Transpiración: Es una forma de evaporación a través de las plantas. Consiste en la pérdida de agua en forma de vapor. A las hojas de éstas llega gran cantidad de agua absorbida por las raíces, pero sólo una pequeña parte se utiliza en la fotosíntesis

La cantidad de agua que las plantas transpiran es mucho mayor que la retienen (la que usan para crecimiento y fotosíntesis). En un cultivo, es difícil separar la evaporación y la transpiración, cuando se habla de las necesidades de agua en los cultivos, por lo que la suma de ambos procesos se le ha denominado como evapotranspiración.

Por lo tanto, el agua evapotranspirada debe reponerse periódicamente al suelo para no dañar el potencial productivo de la planta por estrés hídrico. Diversas metodologías se han propuesto para su determinación, debiendo considerarse siempre que la evapotranspiración depende, entre otros aspectos, de las condiciones climáticas, tipo y estado de desarrollo del cultivo, así como de la disponibilidad de agua del suelo

Temperatura: Este es el parámetro más importante a tener en cuenta en el manejo del ambiente dentro de un invernadero, ya que es el que más influye en el crecimiento y desarrollo de las plantas. Perdida de agua y humedad Normalmente la temperatura óptima para las plantas se encuentra entre los 10 y 20º C.

Para el manejo de la temperatura es importante conocer las necesidades y limitaciones de la especie cultivada.

Humedad Relativa: Es la relación entre la cantidad de vapor de agua existente en el aire y la cantidad que saturaría este aire a una temperatura dada.

Eficiencia de riego: La eficiencia del riego es la relación o porcentaje entre el volumen de agua efectivamente utilizado por las plantas y el volumen de agua para abasto.

La cantidad de agua que las plantas transpiran es mucho mayor que la retienen (la que usan para crecimiento y fotosíntesis). En una parcela, es difícil separar la evaporación y la transpiración, cuando se habla de las necesidades de agua en los cultivos, por lo que la suma de ambos procesos se le ha denominado como evapotranspiración.

 

 


Añadir nuevo comentario